Cuadro Firma del Pintor
 
 
I
I
I
I
I
I
I  
       
CRÍTICAS descarga en PDF
 
D. José Manuel Pita Andrade - Director del Museo del Prado.
D. Francisco Benavides - Director del Museo Casa de los Pisa.
Dña. Cristina Viñes Millet - Catedrática de Historia.
D. Antonio Martín Moreno- Catedrático de Historia de la Música.
D. Enrique Pareja. Director del Museo Bellas Artes de Sevilla.
D. Marino Antequera - Crítico de arte.
D. Antonio Calvo Castellón - Catedrático de Historia del Arte.
D. Juan A. Vallejo-Nágera - Crítico de arte.
D. Antonio Malmo - Crítico de arte.
Dña. Cristina Bajo Polo - Crítica de arte.
D. Antonio Morales - Crítico de arte.
D. Antonio Fernández Puertas - Catedrático Historia del Arte.
D. Jose Fernández Mena - Pintor.
D. Juan de Loxa - Poeta.
D. Juan Mateo - Periodista.
D. Marcos López Corzo - Escritor.
D. Antonio Martínez Perea - Periodista.
D. Miguel Guirao Gea - Catedrático de Anatomía y pintor.
D. José Moreno Arenas - Poeta.
D. Rafael Revelles - Pintor.
D. Claudio Sánchez Muros - Artista
D. Mariano Sánchez Pantoja - Director del Teatro Alhambra.
D. Tico Medina - Periodista
D. Tito Ortiz - Periodista
Crítica Sevilla 1981.
Otras críticas.
Poemas.
Critica Sevilla 1981

BAJO EL SIGNO DEL SURREALISMO
DEL LIBRO: RESTIGIO DE LA PINTURA Y DE LA ESCULTURA DE HOY EN EL MUNDO. PARIS.

La pintura de Manuel Rodríguez transforma la realidad para extraer una visión procedente del simbolismo. Todo lo que concierne al ser humano, con sus preocupaciones, sus inquietudes, sus alegrías, toma lugar en el universo surrealista del pintor.

Cada cuadro es una sinfonía de misterios donde está sembrada una gran variedad de elementos que precisa de forma explícita del pensamiento. Se trata de una pintura en donde la precisión del dibujo anuncia claramente el tema.

Lo esencial es lo fulgurante de su expresividad, hecho que se trasluce inmediatamente que nos acercamos a su pintura. Estamos en el dominio del fantástico visible, el que conduce consigo al espíritu en lo fundamental. Gran técnica en la que lo sagrado y lo profano coexisten. El canto de los colores se funde en las potentes alegorías. La pura ficción entra con fuerza y con delicia en una nueva realidad, ora poética, ora angustiosa. La interrogación está presente en cada instante, ya sea en los paisajes o en el inquietante silencio, esto responde al “despojo” o enredo de los elementos casi indescifrables.

La lucidez del artista, en cuanto a la condición humana, resurge en la muestra personal que infunde a sus cuadros. Las ideas inesperadas de M. Rodríguez provienen de lugares poco habituales, en circunstancias insólitas. Presenta situaciones metamorfoseadas, cuyos símbolos tienen un poderoso impacto visual, en un trascendental surrealismo, en un bello surrealismo.

Copyright © 2011 Manuel Rodríguez Ramírez
Para contactar con el administrador hágalo a la dirección de correo juandegranada@msn.com
Diseño Web:::
MªJosé Fernández